Buscar
  • Baby Heart Beat Team

Un hogar libre de bacteria y virus

Estamos en una guerra contra covid-19, por eso te ofrecemos una guía práctica para cuidar la higiene dentro del hogar y evitar así, infecciones.


Una cocina libre de bacteria y virus

La cocina es la zona en la que se preparan los alimentos. Por ello, se debe prestar una especial atención a su limpieza, especialmente en los siguientes puntos críticos: las superficies de apoyo o las tablas donde se cortan alimentos, para evitar que las posibles bacterias patógenas contaminen los alimentos. El fregadora, puede albergar más de un millón de bacterias por centímetro cuadrado. El interior de la nevera, especialmente contaminado debido a las bacterias que previenen de los alimentos crudos y los estropajos y trapos de cocina, que pueden llegar a acumular más carga microbiana que el inodoro.


La limpieza del baño

El baño es el sitio que utilizamos para la higiene diaria de la familia y, además, es el espacio donde se ubica el inodoro. Por este motivo, debe desinfectarse en profundidad, eliminando los gérmenes de las superficies y evitando la formación de moho. Se debe prestar atención a los rincones preferidos por los gérmenes( grifos, azulejos, bañera, etc.), Así como el inodoro, que puede contener cal y óxido, y provocar malos olores la recomendación es un desinfección exhaustiva cada 1-2 días. Ojo con cepillos de dientes: son un foco importante de microbios. El vaso donde se colocan debería desinfectarse una veza la semana, como minimo.


Cuidado con el suelo

Las bacterias potencialmente patógenas que proliferan en nuestras casas las responsables de infecciones gastrointestinales, como la escherichia coli, la Salmonella y el Campylobacter. Estas se encuentran en el suelo del hogar y pueden provocar trastornos en los más pequeños, que gatean por todos partes, tocan objetos y superficies, y se llevan las manos a la boca. Para controlar su difusión, se debe limpiar el suelo con frecuencia. En primer lugar, hay que eliminar mecánicamente los restos de comida y otros residuos utilizando una aspiradora o una escoba a vapor. A continuación, hay que lavar el suelo con agua caliente y un desinfectante adecuado, mejor sin lejia, que limpia en profundidad.


0 vistas